Hormigón de Planta

Hormigón

Material que se destina a usos constructivos, resultante de la mezcla y amasado de cemento, áridos y agua. Su uso como elemento estructural es de generalizado empleo en obras de edificación y obra civil, por dos principales cualidades: altas prestaciones de manipulación (docilidad) del hormigón fresco, y elevada resistencia a compresión del hormigón endurecido. Es decir, permite su colocación en multitud de formas y elementos en su estado fresco, y una vez fraguado y endurecido, proporciona altas resistencias a compresión.

Hormigón armado

El hormigón presenta un comportamiento insuficiente frente a esfuerzos de tracción, flexión y cortante. Para mejorar estas prestaciones, se dispone en su interior una armadura metálica.

Las barras de acero se introducen en las piezas de hormigón, y debido a la adherencia entre ambos materiales, el acero resiste las tracciones y el hormigón las compresiones. Esta adherencia mejora significativamente colocando barras corrugadas (con resaltos transversales), habitualmente denominada “ferralla”.

Mortero

Material que se destina a usos constructivos, resultante de la mezcla y amasado de cemento, áridos finos (arena) y agua. Su uso es de generalizado empleo en albañilería, como material de agarre y de revestimiento de paredes.

Para mejorar algunas prestaciones, se añaden aditivos (reductores de agua, fluidificantes, colorantes, aceleradores, retardadores de fraguado, impermeabilizantes, oclusores de aire, etc.).

Su densidad media es del orden de 1.800 kg/m3.

Mortero autonivelante

El mortero autonivelante, está compuesto por árido fino, cemento, agua y aditivos. El mortero autonivelante es muy fluido, y posee la característica de autonivelarse, siendo su aplicación habitual en pavimentos interiores.

Hormigón gunitado

Habitualmente denominado “gunita” y “hormigón proyectado”, es un hormigón cuya colocación en obra se realiza mediante una proyección con manguera de alta presión. Se emplea en taludes verticales y túneles. Con esta técnica se suprimen los encofrados, y se obtienen elementos continuos de menor espesor.

Hormigón impreso

También denominado “Hormigón estampado”, es un pavimento decorativo de hormigón en donde se han empleado técnicas de coloración y de texturizado mediante empleo de moldes.

Hormigón pulido

Pavimento de hormigón que se obtiene, una vez vertido y nivelado el hormigón, deslizando sobre el hormigón una máquina denominada “pulidora”, facilitando una superficie exterior lisa y uniforme.

El pulido del hormigón puede ser en estado fresco, y se obtiene una capa exterior de cemento endurecido y con un acabado homogéneo.

Si se realiza el pulido del hormigón una vez fraguado, en estado seco, se obtiene una terminación marmórea con acabado heterogéneo, ya que se eliminaría la capa exterior de cemento endurecido, quedando a la vista los áridos gruesos y su matriz cementosa.

Hormigón reforzado

Hormigones que incluyen en su composición fibras cortas, discretas y aleatoriamente distribuidas en su masa. Las fibras suelen ser de acero, poliméricas (polipropileno), u otras fibras inorgánicas.

El empleo de fibras en el hormigón puede tener finalidad estructural cuando se utiliza su contribución en los cálculos relativos a alguno de los estados límite últimos o de servicio, y su empleo puede implicar la sustitución parcial o total de armaduras.

Se considera que las fibras no tienen función estructural cuando se incluyan fibras en el hormigón con otros objetivos, como la mejora de la resistencia al fuego o el control de la fisuración.